Páginas

Técnicas de dinámica grupal

Más allá del estudio teórico acerca del fenómeno grupal, su formación y funcionamiento, nos interesa el aspecto de la intervención educativa formativa. Es por ello que vamos a entender aquí por técnicas de dinámica grupal al conjunto de acciones y situaciones elaboradas para ser realizadas por un grupo de personas bajo la dirección de un líder o conductor al interior de una sesión grupal, con la finalidad de facilitar algún cambio en la estructura o en general, en la vida y accionar del grupo.  Las técnicas de dinámica grupal deben ser dirigidas por el conductor del grupo, el cual debe reunir ciertas características y habilidades que le permitan manejar adecuadamente a éste, fomentando la participación activa de sus miembros. Es importante que el conductor sea empático, comprensivo, tolerante, entusiasta y tenga sentido del humor. Debe unir ciertas habilidades como motivar y apoyar a los participantes, ser capaz de escuchar y de establecer un buen clima de comunicación.


Como organizar una sesión
  1. Es recomendable iniciarla con una actividad lúdica que genere un clima de distensión entre los participantes, facilitando la confianza e integración entre ellos. A esta fase se le llama Fase de Calentamiento, en donde se usan dinámicas rompehielos.
  2. En un segundo momento el conductor debe introducir el tema a desarrollar en forma motivadora, mediante una explicación anticipada de lo que va a trabajar, planteando los objetivos. Se busca preparar cognitiva y afectivamente a los participantes para la sesión. Así mismo se pretende generar una actitud de compromiso frente al trabajo a realizar.
  3. Se desarrolla el tema central de la sesión. El objetivo de esta fase es hacer más concreto lo que se está aprendiendo a través de discusiones, reflexiones, lluvia de ideas, roll playing, entre otras actividades. Se debe resaltar la importancia de este momento ya que es aquí donde el participante va adquiriendo y asimilando los conocimientos y actitudes trabajadas.
  4. Finalmente se debe concluir la sesión con un cierre a través del cual se busca llegar a una conclusión y organizar lo aprendido. Así mismo, servirá para evaluar si es que se alcanzó la meta planteada y si las actividades realizadas fueron las adecuadas. Es una etapa de autocorreción y reprogramación.
También te puede interesar:
Consejería de grupo
Tipos de terapia grupal

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...