Páginas

La parapsicología: La inalcanzable metamorfosis de patito feo a cisne en el lago de las ciencias

"Parapsicología” la simple mención de su nombre dispara una diversidad de pensamientos automáticos-  evaluativos, rápidos y breves que no suelen ser el resultado de una deliberación o razonamiento, sino mas bien parecen brotar automáticamente- en el común de las personas desde los pensamientos asociados al campo de lo mágico-religioso, esotérico, espiritista, entre otros pasando por los pensamientos con un contenido marcado por el escepticismo en sus diferentes niveles dándose con menor frecuencia pensamientos cuyas imágenes mentales sean las de estudios científicos o de laboratorio. No es difícil -mucho menos nuevo- saber el por qué la palabra “parapsicología” es un disparador de los más variados pensamientos en la población en general, esto es debido a múltiples factores que incluyen desde el entorno cultural hasta el académico, siendo uno de los
principales la falta de una explicación física de los fenómenos que estudia que en conjunción con el carácter anómalo de sus experiencias son los ingredientes perfectos para preparar un caldo de cultivo que facilita y potencia la aparición de la charlatanería e ignorancia a nivel popular acerca de esta, dando pie a la narración de historias y experiencias que se especulan a su alrededor y cuya veracidad es alterada a menudo por exaltaciones personales, publicaciones espectaculares o personas extraviadas, haciendo que en la actualidad especialmente en el ámbito popular, la parapsicología sea considerada como un cajón sin fondo o cajón de sastre donde cabe todo lo misterioso, extraño, inexplicable, mágico u oculto, apreciación que es por mas decir incorrecta o errónea ya que ésta estudia fenómenos anómalos muy concretos. Lo mencionado hasta el momento en este ensayo no sólo genera confusión al común de los mortales en torno al verdadero campo de estudio de la parapsicología que de manera más exacta H.J. Irwin en su libro An Introduction to Parapsychology la define como “…el estudio científico de experiencias que, si son como parecen ser, están en principio fuera del dominio de las capacidades humanas como las conciben actualmente los científicos convencionales…” sino que además ha tenido como consecuencia que la mayoría de académicos no se involucren o se mantengan alejados de la misma por temor al desprestigio o simplemente el ser ridiculizados por la comunidad científica.

Largo ha sido el camino recorrido y mucha agua a pasado bajo el puente desde los primeros estudios a finales del siglo XIX de la antes llamada Investigación Psíquica –registrando y observando a médiums/ psíquicos- hasta llegar a la parapsicología actual –iniciada por J.B. Rhine en el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke aplicando evaluaciones estadísticas en test de cartas- este recorrido en una carretera atiborrada de caminos sinuosos y escollos donde ha destacado por su flexibilidad para adaptarse a los vertiginosos avances de la ciencia en la cual se ha visto obligada a aplicar desde los más básicos hasta los más complejos diseños de investigación en su búsqueda del establecimiento de un cuerpo teórico que logre comprobar la existencia y/o explicar el funcionamiento de psi siempre acorde a los estándares científicos vigentes. 

Aún cuando el estudio científico de Psi ha destacado por su excesivo control en sus diseños de investigación cuya finalidad es el evitar los fraudes por parte de los participantes/investigador, las fallas metodológicas y/o por el uso de estadísticas inapropiadas, lo que ha generado que se desarrolle una diversidad de procedimientos de análisis metodológicos para estudiar el fenómeno PSI siendo estos diseños apropiados, rigurosos y con análisis estadísticos de los datos similares e incluso en algunos casos superiores a los utilizados en otros campos de la ciencia tradicional.  Sin embargo a pesar de lo antes mencionado y de los notables esfuerzos de un reducido pero entusiasta grupo multidiciplinario muchos de estos agrupados en la Parapsychological Association (PA) y pese al reconocimiento de la misma en 1969, por la American Association for the Advancement of Science (AAAS), todavía se encuentra rechazo por parte de las publicaciones especializados de otras disciplinas, aceptación de tesis universitarias sobre estos temas y no es considerada en la curricula universitaria, siendo común que la parapsicología sea considerada una pseudociencia, pudiéndose escuchar todavía en los círculos académicos y científicos cuestionamientos como ¿Qué ha logrado la parapsicología en los últimos 100 años de investigación? ¿Se ha logrado conocer el funcionamiento de PSI? ¿Cuál es su aplicabilidad practica? entre otros muchos cuestionamientos de diferentes calibre y con distintas intenciones que son disparadas sin piedad al antes mencionado grupo de estudiosos de Psi. 

Interrogantes que por cierto no son en mucho de los casos fáciles de responder y que en muchas ocasiones –apoyándose en su sinceridad científica-no han sabido responder. Que es lo que estamos haciendo mal, si seguimos como un recetario de cocina todos los procedimientos de la metodología científica actual y aun así todavía nos encontramos contra una muralla de críticas. Tal vez los culpables seamos nosotros mismos que todavía abordamos estas investigaciones como el estudio de lo paranormal y no como el estudio de experiencias parapsicológicas que impliquen la operación de procesos paranormales. No obstante es necesario remarcar que muchas veces la resistencia hacía la parapsicología no va más allá de un simple perjuicio por parte del resto de la comunidad científica que le cuesta aceptar fenómenos que rompan los rígidos paradigmas materialistas. Amplio ha sido el estudio de habilidades psi como son la interacción mental directa en sistemas vivientes (Bio-Pk.) la interacción de la mente en procesos atómicos o electrónicos (Micro -PK), la psicometría entre otras habilidades que podrían ofrecer la tan ansiada aplicabilidad practica de Psi. No obstante los resultados de estos estudios son muy variados en cuanto que sus efectos son tenues, poco prácticos, inestables y difícil de replicar. Si se logra encontrar aplicaciones prácticas de las habilidades psi esto facilitaría la subvención económica de la investigación parapsicológica, aunque a la actualidad los resultados de estos estudios nos hacen que todavía miremos con prudencia la tan ansiada aplicación práctica que podría darse a Psi en un futuro aun muy lejano.

Parece que el futuro de la parapsicología es desalentador y lejos de alcanzar la aceptación o respeto dentro de la ciencia. Pero para las personas interesadas en la parapsicología estas dificultades son el combustible que alimenta el motor de su curiosidad científica, que no puede dejar de lado la exploración de este PSI que rompe con todo los paradigmas científicos existentes hasta hoy. Más está decir que los estudiosos de PSI se caracterizan por tener una alta tolerancia a la frustración habilidad que permite no flaquear al momento de explorar el querido y algunas veces odiado pero siempre escurridizo Psi. Este Psi que no encaja dentro de la corriente materialista tan arraigada en las ciencias clásicas donde se exige que "afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria" principio popularizado por el escéptico Carl Sagan. 

Entonces cual sería el The Challenge of Parapsychology en mi modesta opinión, creo que es necesario sacudirnos por un momento de esta mentalidad excesivamente experimentalista, no cabe duda que la aplicación del método científico es el camino correcto para alcanzar la meta de posicionar a la parapsicología dentro del bastión de las ciencias tradicionales y la manera más segura de seguir haciéndonos de fondos económicos para subvencionar la investigación.  Pero también es necesario apoyarnos en lo aportado los estudios de casos espontáneos en la población general, con esto me estoy refiriendo a la alta tasa de incidencia de casos de experiencias parapsicológicas reportadas en la población, estudios recientes realizados por la empresa Gallup han mostrado que el 60% de la población mundial han tenido al menos una vez en su vida una experiencia paranormal, las mismas que difieren de las alucinaciones, ilusiones, falsas de memoria o otras experiencias de tipo psicológicas. La mayoría de institutos de investigación parapsicológicas de todo el mundo reciben una importante demanda de ayuda de personas que han tenido este tipo de experiencias y que las mismas se encuentran desorientadas, preocupadas, emocionalmente desestabilizadas o en el peor de los casos en crisis debido a la influencia que estas ejercen en sus estados emocionales, fisiológicos y comportamentales. Es basado en esta población que poco le interesa el estado actual de las investigaciones que expliquen la existencia y/o funcionamiento de Psi o que sean sus experiencias verídicas o no, y cuya preocupaciones están dirigidas en el impacto que generan estas experiencias en su vida cotidiana y que consideran tan reales como las que podría ocasionar cualquier otro problema en el mundo material. Es así que la parapsicología se enfrenta a problemas de diversa índole, pero como en la mayoría de las ciencias de la conducta con especialización clínica (p.e. psicoanálisis, psiquiatría, etc.) se hace inminente la necesidad que en un futuro se de mayor fuerza y empuje a la investigación y capacitación de profesionales de la salud en el abordaje terapéutico de las experiencias psi, para poder trabajar con gente común que necesita ayuda debido a estas experiencias que la psicología clásica ha ignorado , subestimado o ridiculizado, tal vez de esta forma ya nos estemos acercando a la tan ansiada aplicación práctica de PSI en la vida diaria.

Más información:¿Qué es la Parapsicología?: Preguntas Frecuentes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...