Páginas

Alternativas de ayuda en casos de abuso y dependencia de drogas

Los servicios de consejería especializada y de terapia breve para casos de drogadicción, son alternativas que van tomando cuerpo en nuestro medio. En casos se trata de establecimientos que sirven de puente entre el paciente y el servicio de tratamiento más adecuado, y que se ajuste a sus características clínicas y otras necesidades.  Los integrantes de estos equipos suelen ser psicólogos en su mayoría, psiquiatra e internos en psicología. Generalmente se plantean como objetivo, lograr que el consultante (consumidor, abusador o adicto), comience a tomar conciencia de la gravedad del hecho adictivo y sus consecuencias. De otro lado, la mayoría de las alternativas terapéuticas propician el surgimiento del autocontrol. Esto hace necesario que exista una fase previa al tratamiento de inducción y motivación, acciones que apuntan a lograr un terreno propicio que asegure mayores posibilidades de éxito terapéutico.


Grupo de referencia
Sin embargo, la toma de conciencia individual por parte del consultante, no es suficiente. Nuestra experiencia nos demuestra que las dependencias a las diferentes drogas psicoactivas (alcohol, tabaco, marihuana, pasta básica y clorhidrato de cocaína, entre otras sustancias) no sólo afecta al individuo, sino que compromete de manera dramática, al grupo de pertenencia que es la familia y a la comunidad en general. Así, se podría hablar que numerosas familias desgraciadamente se enferman emocionalmente (familias disfuncionales). A estas se les denomina "grupos de alto riesgo", que también demandan una atención prioritaria en términos preventivos.

Ahora bien, teniendo en cuenta esta realidad, estos servicios desarrollan un abordaje integral del caso, involucrando en el compromiso de iniciar el tratamiento a la familia y, en muchos casos, apelando a la terapia de redes sociales, vale decir a los amigos, clubes parroquiales, sacerdotes, entre otras personas interesadas en apoyar. En este sentido, se trata de clarificar el rol del grupo de pertenencia en el eventual tratamiento y brindarle los elementos para que lo faciliten. Es así como, por ejemplo, una llamada telefónica del amigo de una persona que ha caído en el abuso o la dependencia de drogas, puede ser punto de partida del proceso de tratamiento.

Como alternativas de ayuda y tratamiento
Estas se inscriben en el terreno de la prevención secundaria. Enfatizan su intervención en la inducción y la motivación del paciente y su familia. Finalmente el servicio les ofrece información respecto a las diferentes alternativas de tratamiento que ofrece el Ministerio de Salud y determinados establecimientos privados.

Líneas telefónicas de emergencia
Actualmente se han puesto a disposición de la comunidad algunas líneas telefónicas de emergencia, que reciben llamadas solicitando consejería, en casos por intoxicación o sobredosis de drogas, o buscando información básica. Estas se dan de parte del propio adicto o de algún familiar o amigo que esté interesado en ayudarlo. Los profesionales del servicio atienden estas llamadas y brindan apoyo emocional, ayudando a superar el momento de crisis por el que atraviesan. El segundo punto es citar al demandante de ayuda para una entrevista personal. 

Orientación y consejería On-Line (Internet)
Si bien la intervención terapéutica en los diversos comportamientos adictivos, invariablemente son de índole personalizado, vale decir cara a cara, también es cierto que iniciar el proceso –lo que en psicoterapia se conoce como el enganche- es una de las fases más complicadas

Rompiendo mitos y fantasías
La experiencia demuestra que entre las resistencias más comunes y quizás más difíciles de vencer, están los mitos y fantasías que el paciente y su familia han elaborado en torno a las drogas, así como, la angustia que han acumulado desde el descubrimiento de la conducta de consumo. En cuanto a las fantasías, es necesario identificarlas y llegar a superarlas mediante el diálogo racional. Se habla, por ejemplo, de drogas blandas o suaves y drogas malas; se identifica al tratamiento y a los servicios terapéuticos con la demencia; se vincula al consumo, exclusivamente, con la mala suerte o con la falta de éxito en la vida; o al revés se vincula el consumo con la lucidez y la creatividad. La angustia y la tendencia a dramatizar excesivamente el problema, es otra de las resistencias que deben enfrentarse en los primeros momentos. Es por estas razones que el equipo de terapeutas tienen que trabajar para que el paciente y su familia recuperen la objetividad, brindándoles información tendiente a no dramatizar el consumo. Vencidas las primeras resistencias, resulta muy importante analizar las formas de relación existentes en la familia y propiciar un mejor clima familiar que favorezca la siguiente etapa del proceso que es el tratamiento en sí.
Alternativas de ayuda para la adicción a tabaco

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...