Páginas

Asertividad y Habilidades Sociales

Habilidades Sociales
Vamos a conocer y comprender las habilidades sociales. Significa la forma en que nos comportamos y lo que decimos cuando estamos con los demás. Todos sabemos que hay “buenas maneras” y “malas maneras” de hablar a la gente. Al aprender habilidades sociales aprendemos buenas o apropiadas maneras de hacerlo. Si tenemos unas buenas habilidades sociales probablemente nos llevaremos mejor con los profesores, compañeros de clase y miembros de la familia, que alguien que no las tenga. Es importante aprender estas habilidades porque nos hacen más felices y dan como resultado menos problemas con los demás. Existen muchos tipos diferentes de habilidades sociales porque hay muchas y diferentes situaciones en las que es importante

comportarse y hablar de manera apropiada. Por ejemplo, la forma en que hablas a un amigo/a es diferente de la forma en que hablas a tu hermano, padres o pareja. La forma en que le hablas a alguien que está triste es diferente de la forma en que lo haces con alguien que está alegre. Incluso, cuando estas molesta/o, tienes que prestar atención a lo que dices, teniendo muy en cuenta quien es nuestro interlocutor. Por lo tanto es importante saber como hablar y comportarse en diferentes situaciones, con diferente gente. La palabra social significa como nos llevamos con los demás, incluidos los amigos, hermanos, padres o pareja. La palabra habilidades significa la capacidad o talento que habéis aprendido y desarrollado al practicar a hacer algo cada vez mejor. Por lo tanto, como probablemente ya habrás adivinado, las habilidades sociales se refieren a nuestra habilidad para congeniar con los demás. Como hemos dicho, existen muchos y diferentes tipos de habilidades sociales. Por ejemplo, hay habilidades muy simples, como hacer un elogio a alguien cuando te gusta algo de esa persona; pero también hay habilidades más difíciles, como por ejemplo, tener que decir no a un amigo cuando nos pide un favor, de forma que no se enfade. En ocasiones, quieres solucionar un problema con un amigo, pero no sabes que hacer; esto también es una habilidad social

Ni ratones ni monstruos
Una de las ideas básicas de la enseñanza de habilidades sociales consiste en que aprendas a observar la diferencia entre el comportamiento social pasivo, agresivo y asertivo. Cuando alguien actúa de forma pasiva no se expresa a sí mismo, se comporta como un ratón. Deja que los demás niños le manden, le digan lo que tiene que hacer y, generalmente, no defiende sus propios derechos. Por regla general, sus necesidades, opiniones o sentimientos son ignorados, y puede que los otros niños se aprovechen de él. En el otro extremo se encuentran las personas que son agresivas o monstruos. Son mandones, intimidan a los demás, los critican y los humillan. Sólo se preocupan por conseguir lo que ellos desean y cuando ellos quieren. Rara vez se preocupan por los sentimientos de los demás y, con frecuencia se meten en líos o peleas. Tienden a aprovecharse injustamente de los demás y, generalmente, tienen muy pocos amigos de verdad. Por lo tanto, queda claro que tanto el comportamiento social pasivo como el agresivo no son la mejor forma de relacionarse con los demás. Estos dos comportamientos conducen, bien a resultar herido (ratones), bien a herir a los demás (monstruos). Seguro conoces compañeros/as que se comportan como ratones o como monstruos, y parece obvio afirmar que no se trata de gente feliz. Los monstruos tienen que ser duros, mientras que los ratones se tienen que esconder continuamente.

Asertividad
Ahora, introduciremos una nueva palabra y explicaremos su importancia. La palabra es asertividad. Esta se refiere a comportarse tal y como uno es, ni como un ratón y ni como un monstruo. Es decir, ser asertivo significa dejar que los demás sepan lo que sientes y piensas de una forma que no les ofenda, pero que al mismo tiempo te permita expresarte. Puedes reconocer y respetar los sentimientos, opiniones y deseos de los demás de forma que no te impongas y que no te permita que los demás se aprovechen de ti. También significa defender tus propios derechos e intentar siempre ser honrado, justo y sincero. Ser asertivo no es sólo una cuestión de “buenas maneras”, es una forma de comportarse ante los demás de modo que les permite conocer tus sentimientos e ideas sin atropellar o ignorar las suyas. Lo ideal sería que todos nosotros actuásemos de forma asertiva, en lugar de actuar como ratones o monstruos, ya que entonces pocas veces no pelearíamos, perderíamos amigos o sentiríamos miedo de estar con los demás.

También te puede interesar:
La Asertividad
Comunicación asertiva y toma de decisiones

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...