Páginas

Sueños y Alcoholismo

El sueño es un período de reposo para el cuerpo y la mente durante el cual la voluntad y el conocimiento se encuentran bajo inhibición parcial o completa y están parcialmente interrumpidas las funciones corporales. Se ha descrito como un estado de la conducta que consiste en postura inmóvil y sensibilidad disminuida, pero fácilmente reversible, a los estímulos externos. El sueño se divide en dos etapas: sueño de movimientos oculares no rápidos NREM y sueño de movimientos oculares rápidos REM. Aunque durante el sueño el cuerpo permanece relativamente quieto, existen frecuentes explosiones de actividad de tal manera que el promedio de descanso continuo es únicamente de minutos. Se observan cambios de posición corporal cada 5 - 10 minutos o cada 20 - 25 minutos. La actividad autonómica tiene cambios más o menos definidos que se traducen en disminución del ritmo
cardiaco a 20 o 30 palpitaciones por minuto, reducción de la temperatura hasta de 2 grados que se recuperan al momento de despertar; descenso de la presión arterial en 2 o 3 centímetros cúbicos de mercurio; lentificación de la respiración que se profundiza, pero permanece regular. El ritmo del sueño en el recién nacido se presenta por períodos de 3 o 4 horas de duración en 5 o 7 oportunidades. Es el sueño polifásico que se conserva casi toda la vida en etapas pre-escolares y termina con la siesta de la tarde (5 o 8 años de edad). En cambio, el sueño del adulto es monofásico y por lo general de ocho horas de duración. Con la edad disminuye el número de horas y puede aparecer un esbozo de sueño bifásico (siesta).

Entre los trastornos más comunes de las personas adictas a las bebidas alcohólicas se encuentran alteraciones del sueño como despertares frecuentes, insomnio y pavor nocturno, estos síntomas son factores etiológicos importantes del alcoholismo también se piensa que son consecuencia del consumo de alcohol en grandes cantidades. El alcohol, al igual que otros medicamentos sedantes e hipnóticos, tiende a suprimir la fase REM (acorta cada fase de sueño REM, pero no modifica el número de episodios por noche); a medida que disminuye la concentración sanguínea de alcohol hasta concentraciones no sedantes, se produce un sueño REM de rebote. Los alcohólicos crónicos presentan alteraciones del registro electroencefalográfico de toda la noche. Personas alcohólicas estudiadas mientras bebían durante diez días consecutivos presentaron después de la abstinencia alcohólica supresión del sueño REM y sueño REM de rebote. Es también característica en las personas alcohólicas la fragmentación del sueño al despertarse con frecuencia durante la alucinosis. En los alcohólicos es frecuente la depresión, que a su vez es una causa importante de los trastornos del sueño. La depresión endógena se caracteriza por un despertar precoz , mientras que en la depresión reactiva existe dificultad para dormirse. (Estes y Heinemann, 1989).

Los registros del EGG y otros datos relacionados indican que todas las personas experimentan sueños MOR, además si se les despierta durante esos períodos, incluso los personas que normalmente no recuerdan haber soñado pueden reportar sueños intensos. Las investigaciones sobre las razones por las que la gente no puede recordar sus sueños indican que son sobre todo una función de lo que hacen al despertar.

Los sueños representan la interpretación de la actividad nerviosa de nuestro cerebro, reflejan aspectos de nuestra memoria y experiencia conscientes. Los intentos realizados por algunas personas hacer cambios serios en su conducta, como dejar de fumar o de beber, han permitido obtener evidencia importante a favor de la conexión entre los sueños y los sucesos importantes de la vida; estos personas a menudo reportan sueños de transgresión inadvertida (STI), en donde los personas de repente se dan cuenta de que están fumando o bebiendo y que incurren en esta conducta de manera inadvertida, sin haberlo planeado. En muchos casos los personas despiertan en este punto, sintiéndose muy perturbados. Algunos datos interesantes acerca de la naturaleza de estos sueños y su relación con la conducta de vigilia, son investigaciones donde se le pidieron a varios cientos de personas participantes en un programa para dejar de fumar que reportaran el tipo de sueños que tenían durante y antes del programa, la mayoría de personas reportó tener STI mientras intentaba abandonar el cigarrillo, y que no había tenido esos sueños antes cuando aún fumaban. Además, y de mayor importancia , se encontró que tener esos sueños se relacionaba positivamente con el éxito de los participantes para dejar de fumar. Una mayor proporción de los reportaban estos sueños permanecían sin fumar un año después del programa de entrenamiento. Los investigadores sugieren que la culpa y el pánico producidos por los STI son tan desagradables que ayudan a fortalecer la resolución de los fumadores para romper su hábito. Esta resolución es también fortalecida por el hecho de que en los sueños fumar no es acompañado por sentimientos placenteros. (Barón, 1996).

No existe una causa única sobre la etiología del alcoholismo, de todas las variables estudiadas, los factores genéticos son los que resultan más fáciles de abordar, y han proporcionado datos muy importantes para intentar establecer las causas determinantes del alcoholismo. El hecho de que los estudios sobre gemelos idénticos no indiquen una concordancia del cien por ciento, señala que existen otros factores, sociales y psicológicos, que influyen en la aparición del alcoholismo. Las variables psicológicas y sociológicas son mucho más difíciles de controlar, definir y valorar. Un aspecto muy importante de las investigaciones genéticas es la posibilidad de predecir el alcoholismo antes de su aparición. Esto permitiría identificar a las pre-alcohólicas, que podrían ser observados a medida que avanza el alcoholismo. Hay una serie de estudios que intentan evaluar los factores biológicos y psicológicos en personas con una posible predisposición al alcoholismo por su historia familiar. (Estes y Heinemann, 1989).

Una investigación realizada con un grupo de 293 fumadores en abstinencia de 1 y 4 semana, reportó que el 33% al menos uno tuvo un sueño acerca de fumar (STI). En la mayoría de los sueños los fumadores se levantaron con fuertes emociones negativas como pánico y culpa. Los sueños acerca de fumar, fueron el resultado del retiro del tabaco, un 97% de fumadores no tuvieron estos sueños cuando no estaban en abstinencia y su concurrencia fueron significativamente relacionadas a la duración de la abstinencia. Los fumadores reportaron estos sueños tan vividamente y relacionados con el mismo tabaco. Se recogió datos de síntomas de fumadores en abstinencia por un año y se encontró que el 63% de estos personas tuvieron sueños acerca de fumar. Ellos tuvieron en promedio cinco STI y alrededor de 0,25 ocurrió después del sexto mes de abstinencia. Tener sueños acerca de fumar (STI) fue prospectivamente positivo relacionado al mantenimiento de la abstinencia. (Hajek y Belcher, 1991).

El método de entrevistas de los sueños puede ser aplicado a la interpretación de los sueños, describiendo el uso de alcohol y drogas para explicar el significado de cada sueño en relación a las etapas de recuperación. En esta investigación se utilizaron siete sueños recolectados de personas en psicoterapia y participantes en talleres de sueños, la incorporación de cada uno de los sueños interpretados en el tratamiento de adicciones se encuentra todavía en discusión. (Flowers y Zweben, 1998). La habilidad para predecir el resultado de tratamientos para dependientes alcohólicos sería una herramienta valorable para el tratamientos de no pacientes. Esta mediciones son confiables respondiendo al tratamiento tradicional, permitiendo formular las intervenciones de las recaídas. Existe habilidad para predecir abstinencia y recaída. Un área bien documentada con dependientes alcohólicos, conocidos para mostrar defectos durante períodos de beber y momentos de retiro en la cantidad y calidad de sus sueños, todavía se analizan las variables de la habilidad del sueño, para predecir que paciente se abstendría y cual volvería a la bebida. (Drummond et. al., 1998). 

Tipos de Sueños

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...