Páginas

Juegos de azar y videojuegos: ¿Nuevas formas de divertirnos?

La variedad de espacios de diversión en nuestro país es ilimitada, encabezan la lista los juegos de azar o casinos; seguidos por los servicios de Internet y los Stand de videojuegos que andan saturados, de adolescentes escolares y jóvenes en su mayoría.  La proliferación de casinos, en las principales avenidas y calles de la ciudad revela claramente la demanda y oferta de estos servicios mas aun si estas salas de juego aparecen en distritos donde la prioridad pareciera ser no necesariamente una sala de juego sino mas bien algún servicio de salud o espacio de ocio para adolescentes, adultos mayores por citar algunos ejemplos.  Sin embargo es muy importante reconocer y diferenciar la necesidad incomparable de gozar de salud mental y emocional y la oculta adicción de la ludopatía. Dos temas por completo diferentes
pero al mismo tiempo convergentes en la misma acción, el juego. Digo oculta, pues no se presentan síntomas que vayan alertando la presencia de una dependencia, solo lo llegamos a notar cuando ya es bastante tarde, cuando “la gota rebasa el vaso”, cuando el quiebre económico, familiar, emocional o laboral se ven afectados. En mucho de los casos es un familiar quien los motiva o presiona a buscar la ayuda. En consulta nos comentan que su comportamiento ha cambiado, se aparta de la familia, anda preocupado/a, ansioso/a, del mal humor y se torna en ocasiones conflictivo/a y poco tolerante, es que sin lugar a duda ese es el potencial de los juegos de azar, generar dependencia hacia una actividad que al inicio parece inofensiva.

Sin embargo no solo se trata de quien juega, sino también de cómo el entorno social y familiar impulsa el desarrollo de estas conductas. Aun nuestra percepción de riesgo es mínima respecto a lo que pueden ocasionar estos juegos.  Aún es  aceptado por la sociedad, como el alcohol y el tabaco.

Recuerdo una vez como una paciente de 60 años, viuda, con hijos casados, comentaba como se inició en el juego; ella paraba aburrida y con mucho tiempo libre, un día su hija le dice “Anda, ve a divertirte en el tragamonedas” y le dio 20 dólares, así empezaron sus visitas los fines de semana y posteriormente a diario.

La pregunta entonces es: ¿Es el juego beneficioso como pensamos? Nos ayudan económica o, emocionalmente las visitas al Casino. Que hay de aquellos jugadores que van por el simple hecho de recuperar “como sea” lo que perdieron el día anterior o tal vez hace un par de horas. Que explica el hecho de seguir intentando “ganar” en los juegos a pesar de las múltiples frustraciones, pérdidas o poco éxito en las ganancias.

Con mucha frecuencia escuchamos excusas como “voy para relajarme, porque tuve un mal día en el trabajo, estoy aburrido, quiero probar suerte, quiero divertirme, la paso bien, me distraigo”, etc.; sin embargo que placentero y relajante puede ser jugar y gastar mas dinero de lo que pensabas o terminar una sesión de juego molesto/a o tal vez preocupado/a o peor aun para los no fumadores que desagradable es salir impregnadas de pies a cabeza con el olor a cigarrillo.

Bueno, la lista seria interminable sobre las desventajas de jugar irresponsablemente. A lo que quiero llegar es a analizar los pros y contras de esta actividad: Jugar.

Una de los comunes denominadores de esta situación es el golpe de suerte. Muchos jugadores siguen adelante y día a día esperanzados en el golpe de suerte que les llegara en algún momento, pero eso no sucederá en la mayoría de casos.

Ludopatía, adicción a los juego de azar o juego patológico tiene que ver con la incapacidad para autocontrolarse siendo difícil decir No para aplazar el deseo de jugar, este comportamiento descontrolado causa daños irreparables en la vida de las personas.

Estamos consientes de que esta nueva problemática ejerce impacto en la sociedad, sobre la salud mental de las personas y sus familias.

Más información:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...