Páginas

Evaluación psicológica


Durante el transcurso de la vida, la incertidumbre suele ser una constante en el ser humano. Sin resolver sus cuestionamientos, el hombre guía su vida en función a los parámetros sociales más aceptados. Busca el éxito como felicidad sin saber qué significado personal adjudicarle y por lo tanto, sin saber cómo alcanzarlo. Y sucede que en su búsqueda, finalmente se siente frustrado, insatisfecho o sin rumbo, atrapado en medio de una rutina en la que pierde confianza en sí mismo y en sus posibilidades de desarrollo.  Se sabe que para la mayoría de personas, el éxito se encuentra relacionado al grado de satisfacción alcanzado en función al cumplimiento de sus aspiraciones personales; obviamente, el conocimiento de estas aspiraciones tiene como factor más influyente a todos
los aspectos que conforman su sí mismo.  En este sentido la psicología, como ciencia que estudia la experiencia humana, cuenta con herramientas que permiten la evaluación de aspectos importantes que favorecen el reconocimiento de las fortalezas y debilidades del individuo, sus fuentes de motivación y metas acordes a sus necesidades individuales. La evaluación psicológica –realizada mediante el uso de tests entre otras técnicas-, posibilita establecer un diagnóstico que resulta de la visión integral y profunda de la persona, a partir de la observación y análisis de ciertas características desconocidas de la misma.

Estas pruebas suponen provocar una situación en la que un sujeto o grupo de personas son estimuladas a realizar determinado tipo de actividades tales como leer, relatar, dibujar, resolver, completar, armar, etc, siguiendo ciertas consignas pautadas y uniformes, con la finalidad de poder determinar sus capacidades, habilidades, rasgos de personalidad, actitudes, entre otras características del individuo, y de esta manera contribuir a que la persona logre definir claramente aquellos factores que obstaculizan su desempeño en los diversos ámbitos en los que se desenvuelve, descubriéndose a partir de ello como potencialmente exitosa. Lamentablemente, el objetivo principal de la evaluación psicológica ha sido malinterpretado por aquellos que observan el aumento de la utilización de los tests en la práctica clínica y organizacional, otorgándole a estas herramientas una connotación negativa en el sentido de considerar como su finalidad el hurgamiento en la conciencia del individuo para hallar sus deficiencias ocultas, para clasificarlo, seleccionarlo o descartarlo de modo mecánico mientras se encuentra a la espera de alguna oportunidad para salir adelante en un mercado laboral altamente competitivo.  Podríamos considerar que, el conocimiento de las diversas características que conforman la personalidad del ser humano facilitaría la visualización y establecimiento de alternativas para que éste alcance un mejor desempeño a nivel personal, social y laboral, así como también un mayor grado de satisfacción como consecuencia de ello. Sin embargo, depende de la persona ejercer su facultad de decidir si mantener oculto su perfil o reconocerlo y elegir la dirección más adecuada para el logro de sus metas. ¿Cuál camino elegirías?.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...