Páginas

Preguntas frecuentes sobre Ludopatía: Parte I

¿Qué es el Juego Patológico o Ludopatía? 
Es importante tener un concepto claro y sencillo para poder describir lo que es y no es este comportamiento problemático. La ludopatía No es un vicio, No es un pecado, No es propio de personas débiles, negativas, “sin personalidad” ni tampoco de personas con mucho tiempo libre. La ludopatía o juego patológico es considerado un problema psicológico que afecta diversos aspectos de la vida (personal, familiar, laboral, social y económica).  La persona afecta su capacidad para poder auto controlarse y le es difícil decir No siendo incapaz de aplazar el impulso o deseo por jugar.  Con frecuencia un familiar o las personas más cercanas van detectando los
cambios en su estado de ánimo (irritabilidad, mal humor, poca tolerancia, preocupación intensa, ansiedad, insomnio, etc.) No necesariamente aquella persona con un diagnóstico de ludopatía acude diariamente y a toda sala de juego que encuentra a su paso, sino más bien por lo general fija su atención en una o dos y puede acudir solo fines de semana, veces por semana, veces al mes. Según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA, 1995) el comportamiento de juego desadaptativo será caracterizado por lo menos por cinco o más de los siguientes criterios:
  • Preocupación por el juego (ej., preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar). 
  • Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado. 
  • Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego. 
  • Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego. 
  • El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p.ej., sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión). 
  • Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de 'cazar' las propias pérdidas). 
  • Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego. 
  • Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza para financiar el juego. 
  • Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo, pareja y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
¿Cuáles son los factores de riesgo y protectores?
Cuando hablamos de factores de riesgo y protección nos referimos a características de personalidad, a una situación en particular o al contexto social que pueda incrementar la probabilidad de jugar y generar problemas a futuro. Por ejemplo la alta proliferación o exceso de salas de juego que encontramos en las avenidas, calles y distritos del Perú es un factor de riesgo, están disponibles para todo público incluyendo jóvenes adolescentes, adultos mayores, etc., como única fuente de diversión y adquisición de dinero fácil. Tener mucho tiempo libre, poca tolerancia al aburrimiento, insuficientes alternativas de diversión, contar con familiares que tengan el hábito de jugar, darle mucho valor al dinero… ¿serán también factores de riesgo? No saber organizar mi dinero, buscar la inmediatez, escasas estrategias de afrontamiento ¿podrían ser también factores de riesgo?, la respuesta es Sí.

Por lo contrario, un factor de protección será toda aquella situación, contexto o característica de personalidad que disminuirá la probabilidad de un riesgo, por ejemplo saber aplazar los impulsos, poder decidir que es beneficioso para mi (autocontrol), ser autoorganizado/a, poder encontrar muchas otras alternativas de diversión que el juego, etc. Es importante destacar el rol protector o de riesgo que puede tener la familia en la prevención de esta conducta problemática.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...