Páginas

Preguntas frecuentes sobre Ludopatía: Parte II

¿Qué tipos de tratamientos existen?
En el Perú, son insuficientes los tratamientos especializados en ludopatía. La mayoría de casos son abordados desde la perspectiva del drogodependiente bajo una modalidad de internamiento dejando de lado la función del familiar. Otro tipo de abordaje es el médico-psiquiátrico dejando de lado la intervención psicológica. En la actualidad países como España presentan la efectividad de programas de tipo ambulatorio, ofreciéndole un rol importante al acompañante, es decir a aquella persona que esta dispuesta ayudar al jugador/a, que por lo general son los familiares. En nuestro país LUDUS-PATHIA: Tratamiento, prevención e investigación de la ludopatía se ha consolidado como el primer portal de juego patológico del Perú, cuenta con la
adaptación de un programa español a nuestra realidad peruana de tipo ambulatorio, con énfasis en el abordaje familiar. 

¿Cuál es el tratamiento más efectivo? 
Hablar de la efectividad de un tratamiento tiene que ver con múltiples factores desde la estructura, organización del programa, estilo del terapeuta hasta con la adherencia o nivel de motivación de la persona que juega y el familiar que apoya.  Durante el proceso de cambio y de tratamiento son frecuentes los abandonos, las recaídas, la frustración del familiar al no ver avances, sin embargo, las intervenciones irán dirigidas a potenciar habilidades y capacidades propias que se vieron afectadas por el juego, se ofrecerán indicaciones, tareas, estrategias a realizar, es decir proporcionar un rol activo y de compromiso de la persona el cual garantizará un porcentaje muy alto de efectividad de un programa.

¿El Jugador Patológico o ludópata se cura? 
Sí, la persona luego de haber pasado por un proceso real y honesto de cambio puede llegar a rehabilitar sus capacidades, entre ellas su capacidad de autocontrol y otros comportamientos afectados por el juego. En consulta escuchamos una frase muy clásica: “Déjate ayudar, acepta la ayuda de los demás aprendiendo a escuchar”. No solo observaremos los cambios en el o ella sino también en su entorno familiar, veremos como se empieza a ajustar y reanudar la comunicación y la confianza. No es un procesos mágico ni inmediato, pues así como empezó a jugar y adquirir comportamientos, formas de pensar distorsionadas producto del juego, lo mismo ocurrirá en el procesos de desaprendizaje para dejar de jugar. Por lo tanto estamos concluyendo que es un problema reversible del cual la persona puede rehabilitarse.

¿Cuáles son las consecuencias del Juego Patológico o Ludopatía? 
Los jugadores patológicos tienden a tener una serie de problemas en distintas áreas de su vida a causa del juego. Estas consecuencias son las siguientes: 
  • Psicopatológicas: En el ámbito personal la persona presenta tristeza, ansiedad, depresión, irritabilidad. 
  • Familiares: En el entorno familiar y de pareja empieza ha existir una desatención familiar, falta de comunicación, alteraciones en la sexualidad, etc. 
  • Laborales/Académicas: En la situación laboral u académica disminuye su rendimiento en el trabajo, desmotivación, faltas injustificadas, lo que puede propiciara el abandono del trabajo u estudios, despidos, etc. 
  • Sociales: En el entorno social hay desatención de las amistades, disminución de las actividades de ocio, pérdida de relaciones significativas, etc. 
  • Consumo de sustancias: En algunos casos uso y abuso de tabaco, alcohol, cocaína entre otras sustancias psicoactivas. 
  • Legales: En las relaciones con la justicia, frecuentemente problemas a por motivos de estafas, robos y otras actividades delictivas. 
  • Económicas: En el plano económico hay deudas y problemas de dinero relacionadas al juego. 
¿Qué hacer si tengo problemas con el Juego Patológico?
Si existen indicios razonables de juego patológico, acudir a profesionales especializados en el tema. Es difícil que un ludópata pueda dejar de jugar sin recibir ayuda, por mucha fuerza de voluntad que tenga o declare tener. Muy pocas veces la ludopatía tiene una sola causa o circunstancia que la genere, por lo que requiere de la intervención de especialistas. Es frecuente que el ludópata tenga ciertas características de personalidad inmadura, miedos, sentimientos de inferioridad y falta de responsabilidad. La familia debe entender que se trata de una enfermedad y asumir la responsabilidad de acompañar y ayudar al paciente en el proceso de tratamiento.

Mayor información:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...