Páginas

El Proceso de la Adicción al Juego

Una persona no se vuelve adicta al juego (ludópata) de la noche a la mañana. Existen muchos factores que propician que una persona enganche en el juego patológico, sin embargo, esto se da a lo largo de un proceso, a continuación se mencionan las faces de la adicción a los juegos de azar:


Fase de ganancia 

  • El jugador novato empieza a tomar contacto con el juego 
  • La suerte inicial es rápidamente reemplazada por un juego habilidoso 
  • Presencia de episodios de ganancia 
  • Se empieza a jugar cada vez de forma más frecuente y a apostar mayores cantidades 
  • El placer obtenido se entiende tanto en términos de autoestima, como en términos de excitación fisiológica 
  • Esta fase puede continuar durante varios meses o varios años
  • El jugador empieza a creer que es un excepcional apostador
  • Hasta aquí es donde la mayor parte de jugadores sociales llegan 

Fase de pérdida 

  • El episodio de gran ganancia marca el principio de la segunda fase 
  • El optimismo irracional sobre las ganancias llega a ser una parte clásica del estilo del jugador
  • Habla constantemente de sus ganancias
  • El juego empieza a estar siempre en su mente 
  • El jugador empieza a jugar solo; pierde su contexto social 
  • Luego de la ganancia, la cantidad de dinero que se apuesta se va incrementando significativamente, con la anticipación de ganancias todavía mayores 
  • Episodios de perdidas que son difícilmente tolerables 
  • El dinero de la ganancia se termina rápidamente
  • Para recuperarlo, el jugador apostara con fondos económicos, que puede haber ganado, ahorrado o invertido
  • Desarrollo del fenómeno de “La caza”: apostar cada vez más para recuperar las perdidas 
  • Hace apuestas más altas, más frecuentes, y con una sensación de urgencia 
  • Las perdidas se ven como producto de la mala suerte, malos consejos, o mala racha o como producto de factores externos 
  • La búsqueda de dinero se intensifica, con prestamos legales 
  • Pedir prestado empieza a ser una nueva experiencia para el jugador
  • Las futuras devoluciones no se consideran problema, ya que el juego proporcionara el dinero necesario
  • El que alguna vez fue un “jugador habilidoso” pierde ahora todas sus habilidades, apostando más 
  • Las deudas y perdidas amenazan la autoestima del jugador, y su situación financiera
  • Intenta reponer las deudas tan rápidamente como sea posible, para evitar que la familia, los amigos y otras personas lo lleguen a saber 
  • El mentir y engañar sobre su conducta de juego se hace cada vez más frecuente 
  • Se hace un experto en dar excusas “Sabe que una ganancia solucionara sus problemas” 
  • Ocasionalmente las grandes ganancias ocurren durante esta fase, aunque no suele ser suficiente para devolver la cantidad prestada
  • Solo se pagan las deudas más urgentes, y la mayor parte del dinero se reserva para asegurarse una rápida vuelta al juego
  • El jugador empieza a utilizar tiempo del trabajo para jugar y disminuye la productividad
  • La familia se le cada vez menos, como consecuencia de esta desatención, a medida que el juego aumenta, los problemas familiares y laborales crecen
  • La presión de los acreedores se intensifica, amenazando la seguridad y el secreto del jugador (las facturas deben ser interceptadas o explicadas)
  • La familia se ve privada de necesidades básicas y aumenta el riesgo de créditos ilegales 
  • Esta en peligro de divorcio, perdida de empleo, prisión, o incluso muerte
  • En este punto, el jugador hace por fin una confesión parcial y pide dinero a padres, esposa u otros 
  • Este dinero se entrega invariablemente para ayudar al jugador a salir de sus situación
  • Con esta ayuda el jugador expresa un acuerdo, tácito o explicito, de dejar de jugar. Sin embargo, puede ser nocivo pues no permite al jugador a asumir la responsabilidad de su propia conducta 
  • Puede en esta etapa, continuar aun el optimismo irracional, creando la ilusión de que nada malo puede suceder nunca

Fase de desesperación 

  • Presencia de varios intentos de ayuda por parte de los “rescatadores” 
  • Aumento del deterioro en las relaciones interpersonales
  • Incrementos en el tiempo y en la cantidad de dinero en el juego
  • Aparece un “estado de pánico”, causado por varios factores de presión: 
    • Una gran deuda 
    • Deseo de devolver pronto lo que se debe 
    • Deterioro familiar y amical 
    • Desarrollo de una reputación negativa en su entorno 
    • Deseo nostálgico de volver rápidamente los primeros días de ganancia 
  • Aumenta de forma frenética la creencia de que otra gran ganancia eliminara todos estos problemas
  • El optimismo, la ilusión de que esta ganancia ocurrirá, continua, aunque empieza a decrecer 
  • Bajo esta presión, el jugador empieza a buscar dinero de forma ilegal o a cometer delitos no violentos para obtenerlo 
  • Utilizan el mecanismo de la racionalización, alegando que tiene intención de reponer todo oque han conseguido 
  • Parecen tener energía para llevar adelante las dos ocupaciones de forma simultanea 
  • El jugador nunca esta relajado, sin embargo la irritabilidad, la hipersensibilidad y la falta de descanso aumenta
  • Se le hace imposible dormir, come de manera errática, y la vida proporciona pocas cosas agradables 
  • Puede seguir habiendo ganancias, que llevan a un juego y a unas perdidas más cuantiosas 
  • El mundo del jugador se desmorona a su alrededor física y psicológicamente exhausto, con un sentimiento de desesperanza, endeudado, al limite del divorcio (en muchos casos)
  • Son comunes: la depresión, los pensamientos suicidas y los intentos de suicidio 
  • Se contemplan cuatro alternativas: suicidio, prisión, escapar o buscar ayuda  
  • Sin embargo, la urgencia y el deseo de jugar todavía esta ahí

Más información:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...